¿Fundación o Asociación civil? La diferencia está en su objetivo y finalidad

Lapiceros y libretas están presentes en la sala. Una mujer joven apunta la explicación de A2 Legal, copia la información de las láminas sin despegar la mirada del frente. También hay otros más tecnológicos, que graban toda la ponencia con el celular, los que toman fotografías y los que hacen vídeos en vivos para Instagram. Es la semana global del emprendimiento y A2 Legal es ponente en un evento en la sede del Impact Hub, en Caracas.

¿Qué debo hacer para estructurar legalmente mi emprendimiento? Sobre esa pregunta se organizó la actividad. Pero  en la audiencia sólo hay cuatro personas con organizaciones constituidas. Así que el equipo de A2 Legal arranca por lo más básico ¿Fundación o Asociación civil? La diferencia está en su objetivo y su finalidad.

Las asociaciones civiles son un conjunto de personas que se unen con la intención de perseguir un fin común. Se caracterizan por la pluralidad de miembros. En este sentido, su sustrato es personal y su finalidad puede ser tanto colectiva como particular. Lo importante en este caso es que su objetivo nunca será económico. 

Las fundaciones, por su parte, son un sustrato real de bienes vinculados al cumplimiento de un fin específico que puede beneficiar a un grupo de personas indeterminadas. Su objetivo puede o no ser económico, el elemento diferenciador es que su finalidad es de utilidad  general, en concordancia con los fines de la institución, los valores sociales y los principios de democracia.

De esta manera, las fundaciones sólo pueden crearse con un objeto de utilidad general, bien sea artístico, científico, literario, benéfico o social. Pese a que las fundaciones son entidades sin fines de lucro pueden, sin embargo, obtener beneficios de las actividades que realizan, estimando que la ausencia de lucro debe referirse al fin de quien ejerce la actividad y no el carácter de las prestaciones que la organización realiza.

Los artículo 21, 22 y 23 del Código Civil señalan “Las fundaciones quedarán sometidas a la supervigilancia del Estado, quien la ejercerá por intermedio de los respectivos Jueces de Primera Instancia, ante los cuales rendirán cuenta los administradores”.

“¿Cual es la figura más vigilada por el Estado venezolano?», surge la pregunta en la sala del Impact Hub. Así que la especialista en derecho civil de A2 Legal explica que el hecho de que el término “súper vigilancia” no esté definido, significa que el estado puede usar ese artículo para muchas cosas.

Por lo que la abogado recomienda que el documento constituido de la fundacion o asociacion civil sea lo suficientemente blindado para disminuir riesgos de que un juez, por ejemplo, pueda nombrar una nueva junta directiva o envie los bienes de la fundación a otra dentro de la misma área, en casos del fallecimiento de los fundadores, por ejemplo.

«Antes del 2014 las fundaciones y asociaciones estaban exentas del impuesto sobre la renta. Pero este numeral fue eliminado». Cambiamos de ponente y de área. Con esta introducción arranca el tema tributario.

Determinación del enriquecimiento neto. Costos. Gastos. Deducciones… Los lapiceros se detienen. Las manos sostienen las quijadas y el entrecejo se arruga. El tema tributario se puede volver encriptado, incluso para los emprendedores. Así que regresamos otra vez a las asociaciones y fundaciones. ¿El objeto de estudio puede ser el mismo ?

La diferencia de los regímenes aplicables a las asociaciones y fundaciones dependerá de si se trata de una institución benéfica y de asistencia social o una asociación sin fines de lucro. En este sentido, es el objetivo y la finalidad de la institución lo que determina las obligaciones tributarias de las mismas, como la inscripción en registros y actualización de datos, llevar la contabilidad y libros contables.

Las actividades propias de un institución, por su parte, son aquellas que generan la renta y deben estar relacionada con los objetivos y la finalidad no lucrativa. Mientras que las actividades mercantiles puede ser compra y venta de bienes, muebles. También derivados de intereses de préstamos e inversiones

A veces las actividades comerciales pueden ser necesarias para obtener ingresos a los fines de su mantenimiento, sin embargo, no pueden constituir un gran volumen dentro de sus operaciones o pierden su condición sin fines de lucro.

Ahora bien para que un gasto sea deductible debe cumplir con 6 requisitos de admisibilidad:

  1. Casualidad, que haya sido realizado u ocurrido.
  2. Normalidad, que guarden relación o estén vinculados.
  3. Necesidad, cuando su realización tiene como finalidad directa producir renta sin que implique una disminución injustificada del impuesto.
  4. No imputable al costo, para evitar dobles deducciones.
  5. Territorialidad, es decir, que sea hecho en el país con gastos extraterritoriales se deducen de la renta extraterritorial.
  6. Finalidad, sólo se pueden deducir los gastos hechos para producir renta lo cual debe ser su finalidad inmediata o directa.